Ganache de chocolate

Cómo preparar esta cobertura de chocolate

Ganache de chocolate blanco y fresas

La fresa es una fruta que podemos encontrar casi durante todo el año y con ellas se pueden hacer infinidad de elaboraciones gastronómicas, como por ejemplo la que os vamos a enseñar en este artículo, una ganache de chocolate blanco con fresas, ideal para coberturas y rellenos.

La forma de hacerlo es tan sencilla que incluso un niño podría prepararla, así que no tendrás excusa para no hacerla.

Ganache de chocolate blanco y fresas

Para su elaboración necesitarás estos ingredientes:

  • 350 gramos de nata.
  • 350 gramos de chocolate blanco.
  • 3 hojas de gelatina.
  • 200 gramos de fresa.
  • Extracto de vainilla (unas gotas)

Modo de elaboración

Comenzaremos colocando la nata en un cazo y la pondremos a fuego bajo-medio y mientras calienta iremos partiendo en trocitos la tableta de chocolate blanco.

Cuando la nata comience a hervir, retiraremos el cazo del fuego y añadiremos un par de hojas de gelatina rehidratada y batiremos bien con las varillas para que se liguen bien.

El siguiente paso es añadir el chocolate y unas gotas de extracto de vainilla, no demasiadas porque da muchísimo sabor con apenas dos o tres gotas.

Batiremos constantemente con las varillas para que el chocolate se derrita y se mezcle con la nata. Dejaremos enfriar, taparemos con un film transparente para que no cree costra y reservaremos en la nevera unas horas.

Pasado el tiempo sacaremos el chocolate y batiremos de nuevo con las varillas aunque en esta ocasión no vamos a mezclar sino que vamos a preparar la mezcla para incorporar a las fresas.

Las lavaremos bien, las cortaremos y las meteremos en el vaso de la batidora sin el pedúnculo, agregaremos un poco de azúcar y seguiremos batiendo hasta conseguir una pasta, le pondremos dos hojas de gelatina rehidratada y seguiremos batiendo.

El siguiente paso es mezclar la pasta de fresa con la ganache de chocolate blanco en el bol.

Tendremos que ir mezclándolo poco a poco y con movimientos suaves hasta que todo se haya fusionado. Ahora es el momento para cubrir una tarta, rellenar unos dulces o meterlo en una manga pastelera y decorar unos muffins.

Consejos

La utilización de fresas es algo meramente orientativo dado que puede utilizarse prácticamente cualquier clase de fruta para hacer esta original ganache, como melocotón, plátano, kiwi, etc.

Si el color que hemos obtenido de la mezcla de las fresas con el chocolate blanco no es todo lo intenso que quisiéramos, podemos utilizar unas gotas de colorante alimentario de color rosa para darle más intensidad.